Nuestros trabajos de peatonalización en Santander

Nuestros trabajos de peatonalización en Santander

¿Te acuerdas? Así empezó la peatonalización de Santander

La primera calle de Santander en contar con un uso exclusivo de peatones, tras haberse reconstruido después del incendio, fue San Francisco, cuya paralela Juan de Herrera siguió más tarde en este reciclaje urbano que pretende dar más protagonismo al viandante de Santander, la bici y el comercio local. Una tendencia que se lleva siguiendo desde hace décadas en las principales ciudades de países más avanzados, pero nosotros estamos siguiendo esa misma línea con el mismo objetivo de tener ciudades más sostenibles y disfrutables por todos.

Desde Cuevas Gestión de Obras queremos mantener nuestra trayectoria de colaboración con los ayuntamientos en el diseño y ejecución de obras de peatonalización en Cantabria, así como de carriles bici, que tienen el fin común de lograr un espacio público menos contaminante y más adaptado a las necesidades de la ciudadanía, sobre todo en seguridad, puesto que se reduce el riesgo de accidentes y atropellos.

El comercio local se beneficia de la peatonalización de Santander

Pese al que pueda parecer, para muchos ciudadanos que han sido contrarios a la extensión de estas obras de peatonalización, este replanteamiento urbanístico de la ciudad de Santander no deja fuera a nadie, sino que favorece el acceso de todos al comercio local y otras instalaciones. Incluso es más fácil y seguro poder pasear con niños y mascotas por la calle, con personas que tienen minusvalías, y en general nos permite movernos con más libertad sin la prevención del tráfico intenso en las ciudades.

Las obras de peatonalización de Santander han presentado, para nosotros, un doble desafío en su diseño y ejecución. Por un lado, se trata de no romper la línea estética del paisaje urbano de Santander y por otro, el más práctico, acortar las obras al máximo para no perjudicar al ciudadano.

Cerrar menú