Breve Historia de la logística ferroviaria en Cantabria

Breve Historia de la logística ferroviaria en Cantabria

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

Necesidad de modernizar la red ferroviaria de Cantabria

Todavía hoy en día es un reto mantener a punto la red ferroviaria de Cantabria. Y aunque el hipotético AVE ha atraído mucha atención, sigue siendo un problema estratégico de la región el mantenimiento de las catenarias en Santander y toda la provincia.

La difícil orografía de nuestra amada región ha convertido todos los proyectos de comunicaciones, tanto con la costa como con la Meseta, en un desafío que ya los romanos en su día afrontaron. Ellos construyeron las primeras vías de comunicación y los que vinieron después, hasta el siglo XX, siguieron usando esas mismas carreteras, de tal manera que hasta 1896 se hacía la ruta entre Santander y Bilbao en diligencia.

Por aquel entonces, la logística ferroviaria en Cantabria estaba en pañales, y los trenes tenían una capacidad limitada y una red que era todavía muy modesta. Y además hubo otros problemas, como la anchura de las vías, que no correspondía con el europeo y siempre ha sido un gran inconveniente para enlazar con las redes del continente y el fracasado Santander-Mediterráneo.

Vertebrar el territorio: una causa pendiente en la historia del tren en Cantabria

Más tarde, cuando se acometió esa histórica unión por ferrocarril entre Santander y Bilbao, siguió habiendo problemas, que a veces se resolvían por la tremenda. En 1902, una manifestación encabezada por un tal Ángel González, Angelón, terminó con la estación de ferrocarril del puerto de Santander en llamas, ante la pasividad de los Bomberos Municipales, que tardaron una eternidad en venir. Y es que todo el mundo se quejaba de esa estación tan antigua como molesta, situada en pleno centro de los muelles principales. Un concejal santanderino estuvo detrás de la maniobra, que pretendía romper este aislamiento secular de Santander.

En otra ocasión, por ejemplo, otra manifestación del sector ferroviario en Cantabria, que hacía semanas que no cobraban su paga, terminó con la amenaza de los huelguistas de desmantelar ellos mismos las vías. Inmediatamente cobraron y se terminó el problema, pues como vemos no se andaban con chiquitas. Pero eran protestas que se originaban porque el tren es muy importante para el crecimiento económico y social de los pueblos. ¿Qué mejor manera de vertebrar el territorio de Cantabria que por tren, de cualquier país del mundo?