La Fundación Laboral de la Construcción publica un nuevo trabajo sobre el ruido como factor de riesgo en las obras

La Fundación Laboral de la Construcción publica un nuevo trabajo sobre el ruido como factor de riesgo en las obras

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

Y lo analiza como uno de los contaminantes físicos más presentes en el medio laboral de los profesionales de la construcción.

La Fundación Laboral de la Construcción, a través de Línea Prevención, ha elaborado una “Guía de medición de ruido en obras de construcción“; un documento divulgativo, financiado por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales F.S.P. dentro de la convocatoria ordinaria sectorial 2018, que pretende ser una herramienta de ayuda para la gestión y control de los riesgos relacionados con la higiene industrial en los centros de trabajo del sector.

En muchos oficios del sector de la construcción se contempla el ruido como uno de los riesgos a los que los trabajadores están expuestos en su trabajo diario. Esta exposición, ya sea de forma prolongada en el tiempo o de forma breve a ruidos intensos o de impacto, puede provocar efectos nocivos en la salud de una persona, siendo, en algunos casos, irreversibles.

Una de las principales consecuencias de la exposición a un ambiente laboral ruidoso es la hipoacusia: un proceso gradual, progresivo e indoloro, que se ha convertido en una de las enfermedades profesionales más comunes en la Unión Europea. Además de la pérdida de audición, se pueden producir otras múltiples consecuencias (no auditivas), tales como taquicardias, trastornos digestivos, irritabilidad, alternaciones del sueño o fatiga, entre otras.

El ruido, además, es un factor que incrementa el riesgo de accidente en el lugar de trabajo, debido a las interferencias que produce en la comunicación, impidiendo en algunos casos, que los trabajadores puedan escuchar correctamente una señal acústica de alarma (como un vehículo marcha atrás) o las instrucciones verbales proporcionadas por otros trabajadores.

La gestión adecuada de este contaminante físico del ambiente laboral requiere que las empresas establezcan programas dirigidos a la conservación auditiva de sus trabajadores, con los recursos necesarios para evitar que el ruido tenga un impacto negativo en su salud.

Estudio de campo

En este contexto, la “Guía de medición de ruido en obras de construcción” se plantea describiendo conceptos básicos relacionados con el ruido, así como los daños para la salud que se derivan de la exposición. Asimismo, analiza las fuentes de ruido habituales en obras y dedica un epígrafe a explicar cómo llevar a cabo la gestión del riesgo en empresas del sector, aportando un estudio de campo, practicado en una obra, donde se han realizado mediciones en diferentes situaciones y puestos de trabajo representativos de los trabajos ejecutados en construcción, que puede servir como referencia para casos similares.

Teniendo en cuenta lo exigido por la normativa vigente en esta materia, en la guía se proponen medidas técnicas y organizativas para el control del riesgo y se explica la metodología de medición y evaluación del ruido, detallando los instrumentos y estrategias de medición, valores de referencia y acciones correctoras según los niveles identificados.

También se analizan los equipos de protección individual (EPI) necesarios en cada caso, sus características, requisitos y criterios de selección, así como las medidas de vigilancia de la salud que deben tenerse en cuenta en función del nivel de ruido existente en cada puesto de trabajo.

fuente: fundacionlaboral