El primer camión hormigonera 100% eléctrico: el futuro de las obras sin humos

El primer camión hormigonera 100% eléctrico: el futuro de las obras sin humos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

El fabricante alemán Liebherr ha presentado el primer camión hormigonera eléctrico del mercado, un paso más para dejar de depender del diésel.

El sector de la construcción se encuentra a las puertas de un momento clave: la migración a los vehículos eléctricos. Puede que ya haya una cierta variedad de coches eléctricos en el mercado, pero donde realmente se notará una caída de las emisiones es si los vehículos comerciales y de construcción también se pasan a la electricidad.

El gran problema es que tradicionalmente el conjunto de motor eléctrico y batería no rinda muy bien en este tipo de usos, en los que es mantener un alto par motor durante largos periodos de tiempo, para remolcar, excavar y mover grandes pesos.

Poco a poco la cosa está cambiando, y el último vehículo eléctrico presentado por el fabricante alemán Liebherr es otra demostración. Se trata del primer camión hormigonera completamente eléctrico del mercado.

 

El primer camión hormigonera eléctrico

Liebherr ofrecerá este camión en dos versiones, ETM 1005 y ETM 1205, aunque sólo se diferencian en el volumen de carga; la primera puede transportar 10 metros cúbicos de hormigón y la segunda, 12 metros cúbicos.

Por lo demás, son dos hormigoneras basadas en un chasis de cinco ejes y 40 toneladas, que están basadas en camiones Volvo. Pero por supuesto, la gran diferencia respecto a otros modelos es que son completamente eléctricas, y para esa parte Liebherr ha colaborado con BMW para usar su tecnología.

No es que sean las primeras hormigoneras eléctricas; ya existían modelos híbridos, que usaban las baterías para mover las palas de la cuba. Pero este es el primer caso en el que tanto el camión como la cuba funcionan gracias a energía eléctrica.

Eso ha sido un desafío, aunque Liebherr aún no está lista para explicar cómo lo ha conseguido, aportando sólo algunos detalles. Por ejemplo, tanto la cuba como las ruedas se mueven gracias al mismo conjunto de motor eléctrico y batería; no son dos conjuntos separados como podríamos pensar.

Eso puede haber simplificado el diseño y reducido el peso. Liebherr también presume de que la cuba no necesita equipamiento hidráulico para funcionar, y por lo tanto no hay tubos, mangueras ni nada parecido. Hay menos riesgo de que algo se rompa y eso se debería traducir en menos horas de trabajo perdidas.

En marcha este 2020

Es por eso que el motor eléctrico es muy potente, de unos 500 kW (670 caballos). Claro, que la gran duda está en la autonomía; con una capacidad de 340 kWh, estos camiones deberían poder recorrer entre 190 y 380 kilómetros dependiendo de detalles como la carga. Eso debería ser suficiente para realizar varios viajes hasta la obra en cuestión, dependiendo de la zona.

La recarga rápida seguramente será clave a la hora de usar estos camiones en obras reales. Por el momento, Liebherr ya tiene clientes para este camión hormigonera eléctrico, y las primeras unidades se usarán en Suiza este mismo otoño.